PEELING FACIAL

El peeling es un tratamiento basado en la exfoliación de las capas más superficiales de la piel para favorecer su regeneración  por otras de mejor calidad y textura, eliminando así posibles impurezas. Gracias a esto, mejora la textura de la piel, reduce líneas de expresión finas, disminuye la micropigmentación, entre otros beneficios.

¿Cuándo y quienes no pueden hacer un Peeling?

Durante el embarazo y lactancia.

En caso de infecciones.

Rosáceas, para esta condición hay algunos tipos de ácidos que son en la actualidad aceptados.

Trastornos hormonales y del sistema linfático.

Sobre todo si se está tomando medicación que genere foto sensibilidad; alergias cutáneas, y tratamientos con retinoides.